Una de fotos en la nieve

Para hacer justicia al último post, en el que no añadí ninguna imagen, adjuntaré unas pocas un porrón de cómo nos lo pasamos el día después de “la gran ventisca”. Que también fue denominada como: “Snowmageddon”, “Snopocalypse”,”The Great Groundhog Day Blizzard”, “The Snowtorious B.I.G.”, “Snolocaust”, “Snowlapalooza”, “Fiascsnow”, “Blizzaster”, “Snownami”,”Blozzardpalooza”, “The Great White Heap”, “Thundersnow”,look out for “snowrnadoes”, “Anglelina Snowlie”, “Snowger fiel…

A mí me dió por llamarla Snowzilla. Lo cierto es que tendré muy buen recuerdo de ella. Sobretodo después de haber practicado volleyball en la nieve. La cosa surgió de la nada, después de una batalla campal con bolas de nieve, vimos a un grupo que iba a jugar y nos sumamos a esa maravillosa idea. Para que luego en Madrid algunos debiluchos no jueguen en condiciones climáticas adversas… no miro a nadie.






Y ahora la batalla en la nieve:






















Por último os dejo con las fotos que hicimos Sunny y yo en la playa que hay cerca del IIT:






Anuncios

La tormenta perfecta

Hoy está siendo un gran día. Al despertarme no tenía luz, agua, calefacción… estaba en la edad de piedra por unos momentos. Habían avisado ayer de que iban a cortar el suministro de luz para desarrollar el “power plan”, sigo sin saber a qué se refieren, pero vamos, que a nadie se le ocurre hacerlo en verano, mejor elegir el día en el que según las predicciones metereológicas van a caer chuzos de punta y el grajo no es que vuelve bajo, es que no vuela.

Enlazo la noticia a las condiciones climáticas aquí. Como dato adicional, parece ser que el que viva en la costa va a disfrutar de un espectáculo sin parangón, con olas cercanas a los 6 metros de altura.

Pero aunque parezca lo contrario, mi tono no es de queja, es casi de admiración. He disfrutado de un día diferente, alegre, en el que he tenido que irme a otro edificio a asearme en mitad de la nieve, la clase ha terminado antes ya que el profesor estaba preocupado por su vuelta a casa, y es que llegan a decir que las condiciones son “peligrosas para la vida”. Pero más allá de eso, yo veo un día precioso, en el que disfrutar a lo grande. He estado en mitad de la ventisca sintiendo ese viento, y siempre que no vayas en contra es una sensación maravillosa.

Lo mejor del día ha sido cuando me he acercado al Herman Hall en busca de refugio, estaba divirtiéndome de lo lindo con la nieve y al entrar al edificio le comento a una chica lo genial que era todo aquello, unos segundos después se acerca y me ofrece comida gratis, ensaladas, yogurt, sandwiches… ya que el día siguiente no podían abrir por el clima y preferían que no se estropease. Si es que a veces pienso que tengo una flor en el culo.

Mañana se anulan las clases, lo que es todo un alivio para mí, que tenía 3 homeworks para mañana. Una pena que internet no se caiga, pues todavía puedo entregarlos por email…. pero va a ser que no.

El otro día estuve en el Navy Pier donde había un concurso de estatuas de hielo, el lago estaba congelado y disfrute de una de las imágenes más hermosas que puedo conservar en mi mente. No me puedo imaginar cómo debe ser ver las olas de 6 metros con el hielo encima, me encantaría ir al lago ahora mismo, pero aprecio mi vida lo suficiente como para preferir quedarme en casa antes de coger una pulmonía. Mientras tanto, os dejo unas imagenes para que disfrutéis de esto tanto como lo estoy haciendo yo, y además calentitos. Como nota, decir que estas fotos son de los primeros minutos de ventisca, ahora a eso de las 3 de la mañana, la nieve me llega por encima de las rodillas, volver a casa ha sido una odisea, casi parecía que estaba haciendo step en el gim.

Spring Semester

Mientras voy ahorrando para mi Ferrari, os voy a contar un poco las asignaturas que se presentan en este cuatrimestre, que creo que irá un poco más holgado que el anterior. A ver si entro en calor los dedos escribiendo, por que la temperatura está a -20ºC por aquí y acabo de llegar a casa de ver el musical (Broodway que lo llaman) Wicked. Impresionante.

Wicked

De nuevo vuelvo a tener cuatro cursos más coloquio los jueves, como viene siendo establecido. Esta vez he cogido una del departamento de Ingeniería Eléctrica ya que había muy poquitas de física. Las afortunadas son Statistical Mechanics, Electrodynamics, Modern Optics and Lasers y Computer Vision and Image Processing.

Todas tienen un proyecto por hacer, midterms, finales, y multitud de homeworks, pero en principio no creo que vaya a ser más dificil que el primer semestre. La que tiene todas las papeletas de llevarse el título de puro va a ser Statistical Mechanics, pero a cambio los exámenes son take-home, en casita, de tranquis.

Statistical Mechanics viene a ser Termodinámica y Física Estadística, pero a unos niveles bastantes avanzados, yo ando un poco acongojado, ya estoy perdido vamos. A algunos os sonará esta imagen, a mí me vienen recuerdos de José-Einstein 😀

Bose Einstein

Pero no todo es tan malo como lo pintan, Electrodynamics viene siendo un Electricidad y Electromagnetismo de teleco, por lo que ahora mismo se ha tocado, aunque pasaremos rápido a trabajar con electromagnetismo relativístico, que viene muy al caso para los sincrotrones, donde está concentrado casi todo el research en física del IIT.

Las últimas dos las cogí por que no quería coger Quantum Physics II. ¿La razón? El profe no me motiva, y en caso de que siga con el PhD. ya tendré tiempo de estudiarlo con otro profesor. Quiero aprender las cosas bien y no a medias, y digamos que este profesor suele divagar mucho, hasta llegar a afirmar, erróneamente, que Ampère es un nombre español. También alcanzamos el punto de hablar sobre Zapatero con él, pero divagar tanto no es lo que busco en una clase. Además ya le tengo en Electrodynamics, y con 2 horas y media a la semana tengo suficiente ración.

Así pues, ante la falta de oferta, tuve que elegir un curso undergraduate de cuarto curso, Modern Optics and Lasers, que ofrece mi advisor y me parece interesante siempre y cuando lleguemos a tocar algo de Quantum Optics. Por ahora todo muy básico, también estamos en la primera semana, y muy a lo undergraduate americano, aunque eso sí, con el doble de homeworks que las de graduate.

Por último la más divertida, al menos me hace volver a recordar lo que era eso de Teleco. En Computer Vision and Image Processing, trabajamos con matlab para tratar imágenes. Tocaremos segmentación de imagenes, reconomiento de patrones etc. Los homeworks son pequeños programas a desarrollar/probar, y mucha de la nota se basará en un proyecto que ya tengo medio pensado y apuntado en mi Moleskine. Creo que intentaré desarrollar un software que trabaje sobre la fotografía de las trazas de partículas en una cámara de niebla, que después del análisis pueda extrapolar párametros como el radio de curvatura, masa, carga eléctrica y una vez con todos ellos decidir qué partículas están atravesando en ese momento la cámara. Con un conjunto aproximadamente continuo de fotografías (con un ratio de actualización superior a la probabilidad de llegada de una partícula) podríamos hayar el flujo de cada tipo de partícula que atraviesa la cámara con bastante precisión.

De momento esto es todo. Una vez acabado el semestre comenzaré con el proyecto, que sigo esperando a conocer más detalles para hablaros sobre él. ¡Hasta entonces!

Fe de erratas y charla de Navidad

Si bien en el anterior post comenté que iba a dirigirme a Minneapolis, desconozco la razón de ello. Imagino que con tanto lío de viajes me entró esa idea en la cabeza aunque ésta era bien consciente de que Melissa era de Indiana. Así que aquí me encuentro, en Fort Wayne, rodeado de una familia encantadora.

El padre, Michael, es muy afable, profesor de física y entrenador de football, la madre Denise, desconozco su ocupación, de momento puedo decir que ha realizado una cena deliciosa, con pan tostado, aceite de oliva y ajo entre otros manjares. Me hacen sentir como en casa. Melissa es nuestra anfitriona, dejó el IIT el año pasado y hace sus pinitos con el español, ahora apunta hacia Italia. Tiene dos hermanas: Molly y Megan, a la que llaman cariñosamente Eugene. Y a la cena nos ha acompañado compañeros y amigos, además del novio de “Eugene”. Para este último era su primera cena con la familia, y ha tenido que pasar la prueba de responder a alguna pregunta como, “¿cuántas cabras darías por nuestra hija?” Son geniales.

La casa es impresionante, de momento decir que dormimos en diferentes habitaciones 8 personas y parece que mañana llegan más refuerzos para la cena de acción de gracias. Hemos estado en el salón viendo “Elf” y abajo tienen sala de juegos que me recuerda a la de Javi, aunque en vez de billar tienen “foosball”, ping pong, mil juegos de mesa, y uno que me ha encantado: Bop it! . También cuentan con una batería con la que me he atrevido a dar unos chapuceros golpes que intentaba disimular como música.

Por último pero no por ello menos importante, cuando vuelva a Madrid tengo asignada un aula (A-127.1) en la ETSIT UPM para informar a los que quieran venir el año que viene al IIT de todos los pasos a dar y contarles mi experiencia. Esto dará lugar el día lunes 20 de diciembre a las 12:00h. Estáis invitados todos aquellos que podáis tener algún interés.

Acción de gracias

Ya llega el fin del semestre, ¡y cómo ha volado el tiempo!

Después de los midterms tienes sólo un mes para preparar los finales, y si soy sincero he pasado la mitad del mes hibernando. Así que ahora ando como la cigarra de Samaniego a contracorriente. De todas formas llegan las festividades navideñas, la primera de ellas es Thanksgiving, o como reza el título: Acción de gracias, y en eso estoy, agradeciendo la calma que voy a tener antes de la tormenta.

Aquí es todo un acontecimiento, y después de decidir si iba a Boston o a California al final voy a ir a Minneapolis con Alix, en principio me propuso hacer un pequeño road trip por algunos estados cercanos a Chicago, pasando por Milwaukee, Minneapolis, Madison y subiendo por la vera del Mississippi pero al final los que iban a venir se dieron de baja y quedamos nosotros dos; en un buen lance del destino conocimos a Melissa unos meses atrás y ha decidido acogernos con su familia para vivir un acción de gracias típicamente americano, con pavo y partido de football (que no soccer) incluído.

La experiencia es prometedora, ya os haré un pequeño resumen pero ahora toca buscar provisiones contra el frío polar que hay por allí. Lo primero buscar unas botas buenas, el abrigo de esquimal ya lo compré tiempo atrás en Northface aunque no sé si entraremos el abrigo y yo en el mismo asiento, es gigantesco. También quiero regalarles unos bombones Lindt para agradecerles su gesto, Giorgia me recordó lo ricos que estaban:

Respecto a estas últimas semanas que os he tenido abandonadillos, fui al Chicago Indoor Racing, otra de las actividades que organizan por aquí y me lo pasé en grande. También fui a ver mi primera peli en un cine VO sin subtítulos, la afortunada fue Harry Potter y lo cierto es que me gustó bastante. La mayor diferencia con los cines europeos la encontré al comprar un combo con una amiga. 2 refrescos medianos y un bucket gigante de palomitas $18.50, hasta aquí todo igual, cuál fue mi sorpresa cuando me dicen que teníamos 3 refills gratis de bebidas y… palomitas!

Por supuesto antes de empezar la película ya habíamos despachado las palomitas y seguidamente fui a rellenarlo. Al acabar la peli estaba casi deseando que muriese Dobby por que mi vejiga iba a reventar. Cada bebida eran 58 oz que al cambio son 1.715 litros. Beber dos de ellas en una película de 2 horas y media es un suicidio. Después nos acercamos a tomarnos la enésima hamburguesa gigante y esta vez lo hice a la americana, cansado de tanto refresco, la tomé con un milkshake de vainilla. ¡Bendito sea mi metabolismo!

Allá donde fueres, haz lo que vieres

Después de acabar las 3 semanitas de midterms no me quedó otra que volver a la vida de jolgorio y desenfreno que tanto me costó abandonar. Este fin de semana ha sido un tanto largo, de fiesta en fiesta puedo decir que Halloween ha sido celebrado por todo lo alto.

Es cierto que esas tres semanas no fueron tales, ya que en mitad de ella se celebró el Casino Boat Cruise. Dícese de la única fiesta que conocía antes de venir, pude leer algo sobre ella antes de venir en el blog de Ro. Lo cierto es que no podría añadir ni quitar nada a su entrada, ya que mi experiencia ha sido un calco de la suya. En resumen, un yate llamado Odyssey II nos llevó por el lago Michigan, cenamos allí, jugamos un poco a todo, y gracias a la prudencia de quien creó el evento no nos jugábamos dinero real. Lo que sí fue diferente fue mi día, por aquel entonces me acerqué a downtown para comprar un regalo de cumpleaños a Aymeric, y ya que estaba en la ciudad decidí acercarme al puerto a pata. No pude tomar mejor decisión, la sensación de estar perdido en la gran jungla de cristal, rodeado de esos colosos de metal y disfrutando al compartir miradas de admiración con otros peatones no tiene precio. Al cruzar los puentes sobre el río Chicago me di cuenta de cuánto deseo realizar este paseo con los que vengáis a verme, es un auténtico must see.

En cuanto a los fiestorros, me envolví en una traje de cuero para ser el elegido. Añadí unas gafas de sol y ya era Neo. El traje tuvo bastante aceptación en mis travesías nocturnas, al menos los comentarios de la gente me hicieron pensar eso. Otras personas estuvieron ataviadas con papel albal para ser un par de marcianas con estilo, los ángeles de Charlie hicieron presencia junto a Super Mario que andaba en busca de su princesa. Indiana Jones no se olvidó de su látigo y una vampiresa con estilo francés hizo lo propio al morderme el cuello. El doctor House se pasó con la codeína, alguno se escapó del manicomio, y Pocahontas vino desde la mismísima India, andaba algo perdida. En resumen, fiestón en H2MU (House to meet you) hasta que la policía nos desalojó, como viene siendo habitual. Os dejo algunas fotos:





Para terminar con el fin de semana, asistí a una fiesta de una hermandad, sin duda las pelis no se quedan atrás. También di cuenta de mi calabaza de Halloween y ahora luce una preciosa sonrisa que me acompañará en esta primera noche de Noviembre. Intentaré hacer una foto cuando tenga una cámara a mano para que juzguéis mi habilidad con el chuchillo.

Pero después de tanta fiesta americana no me gustaría olvidar lo que en verdad da lugar a la palabra Halloween, “All Hallows’ Eve”, la víspera de todos los santos. Hoy más que nunca es un día para recordar a los que nos han dejado y una parte de mí está en España con vosotros.

Chicago Bulls & Pumpkins

Aprovecho unos minutitos que tengo libre para contaros lo que hemos hecho este fin de semana.

El viernes nos acercamos al United Center, sede de los Chicago Bulls, a ver el partido contra los Mavericks. Ahora en pretemporada las entradas las puedes encontrar por $5 en Ebay, y si eres un poco pícaro no tienes porqué sentarte arriba del todo… La NBA es un auténtico espectáculo en el que no te puedes aburrir aunque quieras, completamente opuesto a lo que vivimos con el Baseball. Según llegas encuentras a la entrada la estatua dedicada a Michael Jordan, a la que todo el mundo se acerca para reverenciar al astro. Lo que se siente aquí por Jordan es auténtica pasión. Una vez dentro, te parece estar en una gran superficie comercial en vez de en un estadio. Había tiendas de todo tipo, y ya que llegamos pronto aprovechamos para estar casi a pie de pista mientras las estrellas calentaban. Entre ellas vimos a Dirk Nowitzki, Derrick Rose, Joakim Noah (el preferido de los franceses al ser compatriota) y nos perdimos a Carlos Boozer que no pudo jugar por lesión.

El partido fue muy ameno, todo comenzó como siempre en América, con el himno nacional, toda la gente de pie y una cantante en directo se lució ante la presente. Los Bulls se adelantaron con 38 puntos en el primer cuarto, cosa buena para nuestras espectativas de ganar un Big Mac gratis, si y sólo si los bulls ganaban por encima de 100 puntos, pero al final la buena defensa de Mavericks y sobretodo la falta de acierto en el tiro exterior de los Bulls puso a los Mavericks por delante. Cuando en el último cuarto a falta de unos pocos segundos los Mavericks disfrutaban de 3 puntos de ventaja y dos tiros libres a favor, medio estadio puso rumbo a su casa. Estabamos a punto de marcharnos y cuál fue nuestra sorpresa cuando el jugador de los Mavericks falla los dos tiros libres y el entrenador de los Bulls pide tiempo muerto. Después del saque, triplazo de Rose a falta de 1 segundo para la bocina y prórroga. 97-97 en el tiempo reglamentario. Después de llegar a 100 puntos ya sólo faltaba ganar, pero los fantasmas del último cuarto volvieron; los Bulls perdieron la ventaja de 2 puntos al cometer falta sobre un jugador que después de realizar la canasta falló el tiro libre, cogieron el rebote, canasta y de nuevo falta: otro dos + uno. Esta vez la distancia de 4 puntos fue definitiva y nos quedamos sin nuestra hamburguesa, aunque mis venas me lo agradeceran.

El sábado fue un día más tranquilo, el día empezó con el lanzamiento de calabazas (pumpkins) oficiado en el campo de Baseball que hay al lado de mi casa. Fue un evento con comida gratis, donde podías coger tu propia calabaza y customizarla a tu gusto. Yo ya tengo la mía e intentaré hacerle la carita para Halloween. En cuanto a lo del lanzamiento de calabazas, mejor que lo veáis por vosotros mismos. A mí me encantó. En el minuto 3:50 podéis ver la ganadora indiscutible (Home run) y en el 7:15 está la mejor escena a mi parecer.

Por la tarde iba a estudiar el Engineering Building cuando me acordé de que Giorgia cantaba esa misma tarde. Nos acercamos al centro comercial Macy’s a verla escucharla cantar, ya que forma parte del grupo de canto a capella. Si consigo el vídeo lo subiré aquí, realmente era emotivo verles cantar y observar las reacciones de la gente al pasar. Muchos se pararon a oirles y es que lo hacían muy bien. Acto seguido, decidimos acercarnos a la tienda de Disney que hay en downtown, volviendo a la infancia en el mismo instante en el que la pisamos. Después de pasarnos la tarde haciendo el tonto he decidido que cuando vaya a Nueva York añadiré la tienda de Disney (mucho más grande) a mi lista de “must sees”.

Finalmente nos acercamos a una tienda de té, donde pude probar un “TeaSangria”, lo que viene a ser té con trozos de manzana y naranja, la tienda estaba al lado de un Zara gigantesco y yo iba con mi camiseta de España. Creo que por un momento volví a Madrid.

Y ahora marcho a comer tortitas, huevos y bacon sin limite en una fraternidad… ¡estos no saben a quién se enfrentan!

Anteriores Entradas antiguas